Estar preparado

mas si estáis preparados, no temeréis. [1]

La preparación es algo clave e imprescindible en una vida providente. Debemos estar preparados en todo sentido. Cuando el tiempo para actuar llega, el tiempo para prepararnos ya ha terminado. Entonces, debemos prepararnos hoy.

Existen varios tipos de preparación y como todo en la vida, debemos tener un balance entre los diferentes tipos de preparación y no descuidar ninguno de ellos.

Preparación intelectual - Educación

La educación, o preparación intelectual, es el fundamento para todo otro tipo de preparación. Esto incluye la educación formal, en las instituciones educativas tradicionales, hasta el punto de tener una educación superior completa. Pero, sobre todo, esto implica convertirnos en estudiantes de toda la vida. La educación nunca termina y debemos seguir estudiando, aprendiendo e investigando siempre. El hecho que estés actualmente leyendo aquí indica que ya estás en el camino de mantenerte aprendiendo constantemente.

Si bien la educación formal que brinda una carrera es cada vez más indispensable, en este blog nos enfocaremos en ayudarte con la educación para la vida y tocaremos temas prácticos que puedas aplicar en tu vida diaria.

Preparación en el hogar

Tener un hogar preparado involucra tener los recursos necesarios para producir y ser lo más autosuficientes que se pueda. Esto incluye tener las herramientas para trabajar, almacenamiento de comida y otros consumibles básicos, un huerto y una vivienda libre de deudas y gravámenes para vivir en paz. Este último punto de la vivienda libre de deuda es clave para una vida providente, ya que esto garantiza la paz mental y estabilidad necesaria para poder prosperar y crecer en todos los demás aspectos de la vida.

Preparación financiera

Estar preparados en lo financiero significa tener la solvencia económica de poder enfrentar lo que pase en nuestra vida diaria y las eventualidades que puedan ocurrir. Implica el estar libre de deudas, tener un fondo de emergencia, esforzarse para lograr ser financieramente independientes, y ahorrar para tener una jubilación placentera.

Es un estilo de vida

El estar preparado no es un evento en la vida, es un estilo de vida. Es algo que hacemos cada día, cada semana, cada mes, cada año. Una parábola en La Biblia nos explica cómo pasa en la vida:

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que, tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio.
Y cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas.
Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite;
mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas.
Y tardándose el novio, cabecearon todas y se durmieron.
Y a la medianoche se oyó un clamor: He aquí el novio viene; salid a recibirle.
Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas.
Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite, porque nuestras lámparas se apagan.
Pero las prudentes respondieron, diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden y comprad para vosotras mismas.
Y mientras ellas iban a comprar, vino el novio; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.
Y después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, Señor, ábrenos!
Mas respondiendo él, dijo: De cierto os digo que no os conozco.
Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.[2]

Las cinco cuyo estilo de vida las había llevado a estar siempre preparadas fueron las que superaron la prueba; las otras cinco, no.

Así es en nuestra vida. Nunca sabemos cuándo será el momento que requerirá de la preparación que tengamos; y como dice el dicho: cuando llega el momento de actuar, el momento de prepararse ya concluyó.

Nuestra meta en Se Providente, es ayudarte en este camino de siempre estar preparado en todos los aspectos de tu vida al compartir los aprendizajes, éxitos y fracasos que tengamos al nosotros hacer lo mismo.


  1. Doctrina y Convenios 38:30 ↩︎

  2. Mateo 25:1-13 ↩︎